Pseudociencias, pseudoterapias, pseudomedicina y otros juegos de palabras.

Hay una frase que por su grafismo me impactó sobremanera. «Los políticos torturan las palabras hasta hacerles confesar el significado que no tienen». Lamento no recordar a su autor, pero es demoledora. La riqueza del vocabulario español se ve ensombrecida por la manipulación de sus conceptos y definiciones, por ejemplo, empleando astutamente lexemas, morfemas o más concretamente morfemas derivativos para describir lo inexistente. Pero esto siendo peligroso para el buen entender de la ciudadanía, le otorga además mayor peligrosidad cuando se introduce en áreas de especial vulnerabilidad como es la salud.

La RAE define la medicina como el «conjunto de conocimientos y técnicas aplicados a la predicción, prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades humanas y, en su caso, a la rehabilitación de las secuelas que puedan producir». Terapia (Del gr. θεραπεία therapeía) significa «tratamiento de una enfermedad o de cualquier otra disfunción». Por tanto, aquellos habilitados para diagnosticar, tratar y ayudar a prevenir enfermedades son los médicos y aunque parezca de Perogrullo, para ser médico hace falta cursar la carrera que le habilita para «ejercer la profesión y disfrutar los derechos que a este grado le otorguen las disposiciones vigentes» y por supuesto, sus obligaciones. Es por tanto una obviedad remarcar que su formación está sujeta al currículum, a la formación académica que se imparte en las universidades y facultades habilitadas para ello, debiendo superar las pruebas que acreditan su conocimiento. Continuar leyendo “Pseudociencias, pseudoterapias, pseudomedicina y otros juegos de palabras.”

La narrativa en la relación médico-paciente

Recientemente se publicó un post titulado ¿Es posible diseñar un sistema sanitario sin base narrativa?  firmado por Salvador Casado en el blog de «Avances en gestión clínica» dirigido por Jordi Varela. En él se desglosa la tradicional relación médico-paciente y se pregunta si «¿Será posible proteger el encuentro clínico para que tenga un mínimo de tiempo y calidad?».

Lo cierto, es que el abordaje de la relación de los médicos con sus pacientes se ven afectadas constantemente por un umbral de «productividad» asociado a la pretendida optimización del tiempo que debe dar respuesta a la demanda asistencial que se produce en las consultas médicas. Continuar leyendo “La narrativa en la relación médico-paciente”

Al cruzar el límite

Es el título de una película traducido del original “Extreme Measures” (1996) de Michael Apted, protagonizada por Hugh Grant, Gene Hackman y Sarah Jessica Parker, en el que se pueden analizar los principios bioéticos de justicia, autonomía, así como de la influencia de las situaciones personales, profesionales, sociales y mercantiles sobre los que se asienta el ejercicio de la medicina. Extrapolándolo desde la investigación clínica que es por donde se desenvuelve la trama, es perfectamente trasladable a los que deben regir en la vocación del médico y por ende a su ámbito corporativo, en la actualidad especialmente vulnerable.

La medicina es una actividad que está intrínseca e inevitablemente ligada a la ética y, por tanto, los médicos deben mantener su integridad profesional en beneficio de sus pacientes y de la sociedad sin tener que recordar el Juramento Hipocrático y más modernamente la Declaración de Ginebra, que realizaron al finalizar su carrera. El vídeo coproducido por el Instituto de Ética Clínica Francisco Vallés – UE y la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) que figura al final del presente post y del que recomiendo su visualización, destaca las virtudes tanto humanísticas como sociales de la profesión. Continuar leyendo “Al cruzar el límite”