Entre calendas y nonas hacia el idus de mayo

La conocida frase «Beware of the ides of March» atribuida a William Shakespeare, «¡Cuídate de los idus de marzo!», es la referencia histórica recogida por Plutarco, sobre la premonición o vaticinio que auguraba la muerte de Julio César en el año 44 a.n.e. Los idus eran fechas que se consideraban muy buenas y de suerte. Si marzo hacía referencia a Marte, dios de la guerra y en el calendario romano más antiguo era el primer mes del año, los idus reflejaban las celebraciones del año nuevo (podríamos permitirnos la licencia de asimilarlo a un nuevo proceso electoral). «Maius» según unos estaba dedicado a Maya, madre de Mercurio relacionado con la palabra latina «merx» (mercancía), pero para otros era para la veneración de los antepasados, los «maiores» que como ayer elegían a los gardingos.

Aunque el día tres estaba entre las calendas y las nonas, los idus de mayo han sido titulares de algunos periodistas que escribían en relación con procesos electorales de rancio contenido. Los podemos asimilar al preludio de un proceso y gobernanza embarrados, como ya se inició por parte de alguna candidatura en la reciente campaña electoral a los comicios del Colegio de Médicos de Valencia (ICOMV) y que como en el argot taurino «apunta maneras». Es repetición del la precedente. Porque da lo mismo que el origen sea por la mercancía (el ICOMV) o por la querencia de pertenecer a una orden palatina para lucimiento propio. «Calumnia que algo queda», no importa la impudicia, la calumnia ni el infundio si el objetivo se alcanza adornado en el voluntario olvido deontológico, reiterado y falsario. Aunque lamentablemente todo esto siempre aboca en detrimento de la Institución. La colegialidad podemos considerarlo patronímico romano de «colega» pero ya no está vigente. Continuar leyendo “Entre calendas y nonas hacia el idus de mayo”

Honor, dignidad y valores universales en medicina

Podemos recordar lecciones gramaticales olvidadas, pero cualidades como la templanza y la educación en valores requieren un largo recorrido alumbrado por los maestros, por la comunidad educativa y muy especialmente siguiendo el ejemplo de los padres. Esto no se enseña, se transmite.

Define la RAE que el honor es aquella «cualidad moral que lleva al cumplimiento de los propios deberes respecto del prójimo y de uno mismo», abundándolo como «gloria o buena reputación que sigue a la virtud, al mérito o a las acciones heroicas, la cual trasciende a las familias, personas y acciones mismas de quien se la granjea». Por otro lado, dignidad, del latín dignĭtas, -ātis, hace referencia a la cualidad de digno, al decoro de las personas en la manera de comportarse.

Pero son los valores universales como el respeto, la justicia, la igualdad, la responsabilidad, la honradez, la verdad y la valentía, las normas de convivencia del ser humano consideradas como cualidades positivas e innatos a la naturaleza humana. Pero no. Más de lo mismo, con las mimas maneras y formas en un proceso electoral corporativo, igual que el precedente. No me he cansado de explicar la necesidad de unos Colegios Profesionales robustos e independientes que regulen el ejercicio de la profesión, su dignidad, deontología y la defensa de la sociedad. Continuar leyendo “Honor, dignidad y valores universales en medicina”

Sobre la situación del ICOMV

EL COLEGIO DE MÉDICOS RECLAMA UN CAMBIO

Dr. Agustín Navarro Juanes

Candidato a la presidencia del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de la provincia de Valencia

 

No podemos continuar así. El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia (ICOMV) ha terminado un ciclo. Necesita un cambio de rumbo, nuevas ideas e iniciativas. Un proceso de regeneración y democratización de sus órganos y de su propio funcionamiento.

Nuestro Colegio profesional no ha cumplido sus objetivos y además ha puesto nuestro futuro en manos de terceros por puros intereses mercantilistas. Desde hace breves legislaturas, el ICOMV ha estado sometido a la influencia y designios de empresas ajenas a su función con la única finalidad de satisfacer intereses económicos. Esto ha hecho que sus juntas directivas, con sus presidentas a la cabeza, hayan abandonado los verdaderos objetivos de la Institución y cedido su gestión y operatividad.

Pero estamos en un nuevo momento temporal y profesional. Todo a nuestro alrededor se ha modificado, salvo nuestro servicio colegial, obsoleto en formas y rendido en fondo. Hoy existen otras necesidades que reclaman nuestra atención. Así lo vienen reivindicando muchos sectores de nuestro colectivo profesional. Continuar leyendo “Sobre la situación del ICOMV”

La academia de los linces.

Un simple vistazo a la Wikipedia permite conocer que una sociedad científica «es una asociación de profesionales, investigadores, especialistas o eruditos de una rama del conocimiento o de las ciencias en general, que les permite reunirse, exponer los resultados de sus investigaciones, confrontarlos con los de sus colegas o especialistas de los mismos dominios del conocimiento, y difundir sus trabajos a través de publicaciones especializadas». Una de las más antiguas fue la Accademia Nazionale dei Lincei, conocida también como la Academia Linceana (1603), fundada por cuatro eruditos de la época, llamándola así en honor al lince, animal cuya aguda visión simboliza la destreza en la observación requerida por la ciencia.

El origen de los gremios profesionales surgió en la edad media con la finalidad de defender la competencia de sus miembros. Su declive fue progresivo con la revolución industrial y la capitalización económica. La abolición en España tuvo lugar en las Cortes de Cádiz con el decreto de 8 de junio de 1813. Los Craft Guilds, al igual que los Merchant Guilds, fueron organizaciones creadas inicialmente para la protección y la ayuda mutua, promoviendo la libertad ciudadana frente al poder feudal de esa época. Sin embargo, se convirtieron con el tiempo en grupos elitistas excluyentes, sostenedores de monopolios y lobbies políticos poderosos fijando precios y cuotas. Continuar leyendo “La academia de los linces.”

La idea del resultado final.

Revisando tras utilizar recientemente como usuario algunos servicios sanitarios – tanto públicos como privados – he podido constatar la gran variabilidad que se produce en todo el ciclo de la cadena de producción en relación con la atención del paciente-cliente, y cómo algunos de ellos estaban certificados por la norma UNE-EN-ISO: 9001:2015. Y no ya desde un punto de vista holístico, sino a través de las partes que componen su estructura.

Al plantearme el presente post, me asaltó la duda entre titularlo «la idea del resultado final» o «héroes y mártires de calidad y seguridad» porque este último describe la situación en la que vivimos los defensores de los sistemas de gestión de la calidad asistencial, pero finalmente me he decantado por el primero en reconocimiento a Ernest Admory Codman (1869-1940) iniciador de los sistemas de la calidad sanitaria. Codman, es conocido por haber sido el pionero en el uso de medidas de «proceso y resultado» así como de la «medicina basada en la evidencia». Fundador del «Colegio Estadounidense de Cirujanos» llegó a presidir su Comité de Resultados Finales, enfrentándose y siendo denostado por sus colegas de la época, por lo que creó su propio «Hospital de resultado final» en Boston, Massachusetts (1911-1917) aunque finalmente fuera condenado al ostracismo por sus pares. Mucho tiempo después de su infatigable colaboración durante la pandemia de influenza de 1918, falleció en la ruina como consecuencia de un melanoma, quedándole únicamente la esperanza que él mismo describió: «Los honores, excepto los que me he impuesto, están notablemente ausentes, pero puedo disfrutar de la hipótesis de que los recibiré en una generación más receptiva». Continuar leyendo “La idea del resultado final.”