La evolución del seguro en el sector salud.

Desde hace varios años, el sector de los seguros de salud es el que ha mantenido su crecimiento dentro del sector asegurador, ya que otros como los del ramo del automóvil, del hogar o de accidentes han sufrido caídas como consecuencia de la crisis económica, lo que ha dado lugar a que aparezcan nuevos operadores incrementado la competencia de precios de una forma voraz. Efectivamente, en 2017 las pólizas de salud incrementaron su aportación un 4,24%, hasta los 8.058 millones de euros, según informó la secretaria general de UNESPA, durante la presentación de resultados del ejercicio.

A la hora de la redacción de este post, un total de veintiséis compañías del sector seguros de salud – donde se incluyen los principales proveedores – estaban adheridas a las guías de buenas prácticas comprometiéndose con la excelencia empresarial y las mejores prácticas corporativas. Sin embargo, la realidad es diferente cuando se analiza en profundidad el sistema, porque los pacientes con alta siniestralidad pueden ser excluidos, o al aumento de la prima invitarlos a ello. Continuar leyendo “La evolución del seguro en el sector salud.”

La actual problemática de la medicina privada en España.

Desde la creación por Antonio Maura del Instituto Nacional de Previsión, promulgado por Alfonso XIII por la Ley del 27 de febrero de 1908, la sanidad española empieza a tener carta de naturaleza desde la Ley de 14 de diciembre de 1942 en que se crea el Seguro Obligatorio de Enfermedad (implantado en 1944) en cuyo artículo 10 expresaba que «El Seguro prestará a sus beneficiarlos una asistencia médica completa, tanto en los servicios de medicina general como en los de especialidades. El nivel mínimo de estos servicios constará en el Reglamento de esta Ley, de acuerdo con la Dirección General de Sanidad », y posteriormente, en 1963 la Ley de 30 de diciembre de Bases de la Seguridad Social, ampliándose más tarde las prestaciones mediante Decreto 2065/1974 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, de 30 de mayo de 1974. Posteriormente, el Real Decreto-ley 36/1978, de 16 de noviembre, «sobre gestión institucional de la Seguridad Social, la salud y el empleo» creó organismos como el INSALUD, iniciándose ya en 1981 la descentralización el traspaso de competencias en materia de asistencia sanitaria a las Comunidades Autónomas, finalizándose en 2001 (por lo que el INSALUD desapareció en 2002). La Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, reconoce el derecho a obtener las prestaciones del sistema sanitario a todos los ciudadanos y a los extranjeros residentes en España y la directriz sobre la que descansa toda su reforma es la creación de un Sistema Nacional de Salud. Finalmente, la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo publicó en su documento en 1995, la separación y clarificación de las fuentes de financiación, de manera que las pensiones contributivas se financiarían con las cotizaciones del trabajador y la empresa a la Seguridad Social, y las no contributivas (principalmente sanidad y servicios sociales) a través de los Presupuestos Generales del Estado, con lo que se cambió tácitamente del modelo Bismarck al modelo Beveridge. Continuar leyendo “La actual problemática de la medicina privada en España.”